4.– LA LEYENDA DEL GRIAL CÁTARO

ORÍGENES


Las raíces de la leyenda del Santo Grial se encaminan más allá de los orígenes de la Historia, ramificándose en variopintas culturas y, por tanto, en un extenso abanico diversificado en múltiples dominios geográficos de nuestro planeta. De este modo, las tradiciones milenarias de muy variados ámbitos recogen dicho acontecimiento en la cultura hindú, escita, irania, griega, latina, germánica, celta, irlandesa o bretona; así lo relatan muchos investigadores, entre ellos, Jean-Claude Lozachmeur en su trabajo titulado Recherches sur les origines indo-européennes et esotériques de la légende du Graal (Cahiers de la Civilisation Medievale de l´Université de Poitiers, 1987).

Como una extraordinaria eclosión, es en la Edad Media cuando surge con gran ímpetu la literatura caballeresca retomando y reactualizando las leyendas del ciclo del Grial de los distintos pueblos bretones, ya que en dicha época se empiezan a olvidar los profundos conocimientos metafísicos alcanzados en la antigüedad, así como a desaparecer infinidad de obras de arte clásicas y a quemarse valiosas bibliotecas de autores latinos y griegos. El vandalismo y la lucha constante de todos contra todos no cejan por lo que llega a producirse una evidente involución y decadencia en el conjunto social y político del Viejo Continente. Por tanto, en plena época medieval, la literatura caballeresca tratará de preservar los pocos conocimientos salvables y será a través de las maravillosas y fantásticas aventuras de la Búsqueda del Santo Grial que se mantendrán vivas, en clave mitológica y simbólica, las milenarias enseñanzas acerca de la pugna interna espiritual y el camino de la evolución para la Humanidad.

Patio del Castillo de Montsegur. FOTO: JORDI GUIU
Fortaleza de Carcasonne. FOTO: JOSEP Mª ROSELLÓ
Castillo de Vilerouge. FOTO: JAUME CLUET

Ir a capítulo:  Anterior  |  Siguiente