NORMANDÍA 1944

OPERACIÓN OVERLORD

Tarde-noche del 5 de junio de 1944, la cuenta atrás para el día D había comenzado. En el cuartel general del alto mando aliado en Gran Bretaña se ultiman los detalles del desembarco. Los detalles de la operación son infinitos y los estrategas hace días que no pueden pegar ojo. Meses y años antes, ambos bandos tuvieron contacto con otra clase de 'técnicos' que no tenían nada que ver con estrategias militares...


12.01.2009
Texto: ROBERT CLYDE
Fotos: PERE CASANOVAS

Ese día una actividad frenética invadía un oscuro y secreto sótano en algún punto del sur de Inglaterra. La gran preocupación que mantuvo en vilo al mando aliado hasta el último momento fue la meteorología, hasta el punto de que las previsiones obligaron a retrasar la ofensiva 24 horas más tarde. Así la Operación Overlord, nombre en clave que se había dado al desembarco, quedó definitivamente fijada para el 6 de junio de 1944.

Hasta aquí nada nuevo que en las crónicas no se haya registrado, pero antes de llegar a este momento, los preparativos preocuparon a más de un militar del alto mando aliado, incluso al mismo Winston Churchill, que en ningún momento vio clara la victoria sobre el ejército nazi.

Los espías aliados iban confirmando en sus informes, lo que ya se sabía desde que Hitler apareció en la escena política alemana, su dependencia por las prácticas mágicas y, especialmente, por la astrología.

Ir a capítulo:  Siguiente