CARTAS DE PRAGA

"...la noche me regala una de las vistas más hermosas cuando la ciudad adquiere un evocador tono operístico, donde las calles parecen formar parte del escenario de un cuento de hadas. Atravieso la hermosa Torre Gótica del puente de Staré Mesto y me adentro en la ciudad vieja..."


11.05.2009 Texto y fotos: THOR JURODOVICH

UNA CIUDAD Y UN RÍO

La luces del atardecer recorren el horizonte dorando las aguas del río Moldava mientras las calles del centro de Praga se aligeran de transeúntes. Los retratistas comparten risas y charlas con los músicos callejeros que durante todo el día han puesto sus obras y sus melodías a tan teatral escenario a la vez que pintores y artistas recogen sus lienzos e instrumentos.

Las titilantes luces de la farolas iluminan ténuemente las vetustas piedras del Puente de Carlos, es ahora cuando la romántica esencia que se respira en la ciudad adquiere un significado especial, como Paris y el Sena o Roma y el Tíber, Praga y el Moldava forman aquí una pareja única y hermosa donde los recuerdos fluyen en dirección a un lejano mar y el futuro se embarca en una nave llena de deseos.

Praga es una de esas ciudades que pueden presumir de poseer un marcado romanticismo donde lo bohemio discurre, como su río, entre este rompecabezas arquitectónico donde todos los estilos tienen cabida, desde el gótico al Art Noveau.

Ir a capítulo:  Siguiente