KATMANDÚ

CORAZÓN DEL NEPAL

Estrechado por sus dos grandes vecinos, China al norte e India al sur, Nepal guarda entre sus fronteras un sin fin de maravillosos lugares, desde la selva de Terai, donde la espesa vegetación es el hogar de elefantes, monos y tigres, hasta las más altas cimas de la tierra


30.03.2009 Texto y fotos: THOR JURODOVICH

De las catorce cumbres más elevadas del planeta, nueve se encuentran en Nepal. El Everest, el Makalú o el Annapurna, se han convertido, junto a los más de cien picos que superan los 7.000 metros, en territorio de leyendas donde la realidad y el mito se confunden. Pero para descubrir el corazón que mueve al pequeño país tendremos que adentrarnos en el valle de Katmandú.

La mañana se levanta quejumbrosa, la niebla cubre el Ganges y mi estancia en Benarés toca a su fin. La ciudad inmortal quedará atrás y mi próxima parada me lleva al reino de Nepal, al mítico valle de Katmandú. Una vez más mi economía no me permite disfrutar de un cómodo vuelo a través de la cordillera del Himalaya, así que los márgenes de la carretera que unen Benarés en la India y el Valle de Katmandú, se convierten en el paisaje que acompaña mi recorrido. Tras liquidar la escueta cuenta del hotel, salgo al exterior a la espera de mi transporte. La parpadeante luz de las farolas me ayuda a discernir dónde colocar mi equipaje en un taxi ambassador, típico modelo de los años 40, que sólo en la India se sigue fabricando. Tras los saludos pertinentes, con el namaste de rigor, inicio el camino.

Tras 18 horas de viaje, llego a Katmandú en busca de alojamiento en el Thamel, la zona de viajeros y turistas, mientras contemplo lo que el turismo ha creado, todo un barrio, donde las tiendas, restaurantes y hoteles compiten por el espacio. Desde que los primeros hippys descubrieron el valle, los habitantes se han volcado para que no falte de nada, perdiendo en muchas ocasiones su propia identidad, sobre todo los más jóvenes que a la búsqueda de la american way life, han sido atrapados inexorablemente en las garras del consumismo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

SHADUS DE LA INDIA Y EL NEPAL. EL COLOR DE LA MÍSTICA (ANTROPOLOGÍA)

Ir a capítulo:  Siguiente