PETRA TALIATA, HISTORIA DE UNA ROCA

L'EMPORDÀ, PUERTA Y PARAÍSO – II

La primera referencia documentada de su nombre nos llega desde el año 1065. De esta fecha hacia atrás, podemos intuir que el elemento 'piedra', que tan significativo ha sido para el hombre desde épocas remotas, nos habla a través de sus toscos trazos, que el pasado de este bello espacio estuvo estrechamente vinculado a este elemento natural


04.03.2009 Texto y fotos: JOSEP Mª ROSELLÓ

LA PIEDRA TALLADA (CORTADA)

La comarca gerundense del Empordà compuesta por dos demarcaciones, Alt y el Baix Empordà, ha sido el corredor natural de infinidad de pueblos. Tanto los que estuvieron de paso como los que arraigaron han presionado el territorio hasta épocas relativamente recientes. Todo ello propiciado por uno de los pasos orográficos más benévolos de toda la cadena montañosa que conforman los Pirineos: la sierra de Les Alberes. De cualquier forma, de casi todos estos invasores y pobladores tenemos vestigios que nos dan testimonio de sus actividades.

De todos los lugares "mágicos" del transitado Empordà, este se muestra a nuestros ojos serenamente bello. En la primera reseña escrita donde sale el nombre (siglo XI), es referido como Petra Taliata, que nos indica que el sitio estaba constituido por una piedra o roca –en este caso considerablemente grande– ,que fue cortada o también se podría decir que fue rebajada. En qué momento lo fue y por quién, son cuestiones que aún no se pueden precisar del todo, pero el resultado de esta esforzada empresa al paso de los años, se nos presenta hoy como un conjunto digno de admiración.

Ir a capítulo:  Siguiente